ROBóTICA, TECNOLOGíA

ANYmal, el robot de cuatro patas todoterreno

ANYmal, el robot de cuatro patas todoterreno

Por Maruxa Ruiz del Árbol | Noelia Núñez | 28-05-2019

Péter Fankhauser

Péter Fankhauser

Cofundador de ANYbotics

El aspecto de ANYmal es el de un perro robótico inofensivo. Su forma de andar es incluso cómica y su géstica (si es que eso puede aplicarse a máquina de sus características, ya que no trata de imitar a los humanos) nada intimidatoria. Y, sin embargo, hay quien lo ha calificado como aterrador e incluso una web de tecnología lo incluyó entre los robots más “espeluznantes”. La culpa, por supuesto, no es de sus creadores, la compañía suiza ANYbotics, centrada en una robótica de servicio, sino de un capítulo de la fabulosa serie Black Mirror (en concreto el quinto de la cuarta temporada, titulado Metalhead) en el que un grupo de ingenios robóticos similares a perros parecían haber dominado a la especie humana por la fuerza hasta casi aniquilarla. El lema de ANYbotic, en cambio, es “Permitamos que los robots vayan a cualquier sitio”, quizá la forma de expresar su confianza en una tecnología que no para de crecer y que debería servir únicamente para hacer nuestras vidas más sencillas. Y eso es precisamente lo que se pretende con ANYmal, un cuadrípedo con unas capacidades asombrosas: “un robot común, el que tiene ruedas, está muy bien -asegura Peter Fankhauser, uno de los cofundadores de la compañía- tiene muchas funciones y suficiente batería para funcionar durante horas. Pero no se puede utilizar bajo la lluvia o usar escaleras. Por otro lado los drones funionan muy bien, trabajan desde distintos ángulos y proporcionan imágenes estupendas pero vuelan durante pocos minutos y pueden llevar poca carga. Nuestro robot es una combinación entre ambos. Puede moverse por cualquier tipo de terreno y, al mismo tiempo, puede llevar una carga grande y batería de larga duración. La batería dura tres horas y puesto que es autómomo puede volver sobre sus pasos y recargase en una estación”.

La versatilidad de ANYmal lo convierte en un robot perfecto para un amplio rango de tareas industriales, en el interior o exterior, para labores de reparto, de rescate, agrícolas, forestales o incluso de entretenimiento. Y es que sus cuatro patas le permiten caminar, correr, saltar, gatear, escalar o… bailar. Aunque, obviamente, la movilidad es uno de los fuertes del robot, el resto de su equipación es lo que consigue que sea una herramienta tan poderosa. Gracias a distintos sensores, cámaras y aplicaciones, ANYmal es capaz de elaborar mapeados, detectar cambios de temperatura o variaciones de sonido, lo que le permite aplicar distintas soluciones en el espacio en el que se encuentre trabajando.

Aunque en la actualidad ANYmal se encuentra en fase beta, sus creadores esperan comercializarlo muy pronto, y para ello están centrados en mejorar su robustez y distintas destrezas. Además, la idea es que funcione con APIS abiertas que permitan a los clientes programarlos ellos mismos para que puedan adaptarse a distintos tipos de tareas. Pero… que no cunda el pánico, porque ninguna de ellas contempla crear un ejército de perros asesinos dispuestos a sembrar el caos en el mundo.

Edición: Maruxa Ruiz del Árbol | Noelia Núñez | David Giraldo
Texto: José L. Álvarez Cedena