APLICACIONES, SALUD, TECNOLOGíA

Aplicaciones pensadas para que nada nos quite el sueño

Aplicaciones pensadas para que nada nos quite el sueño

Por América Valenzuela | Azahara Mígel | 26-12-2019

América Valenzuela

América Valenzuela

Reportera El Futuro es Apasionante

En uno de sus magistrales cuentos, Profesor Miseria publicado en 1949, Truman Capote presentaba un personaje fascinante: Mr. Revercomb, un millonario neoyorquino que en esos años grises posteriores a la Segunda Guerra Mundial se dedica a comprar sueños por dinero. Sus clientes, gente que ya ha perdido la esperanza de triunfar en la gran ciudad, ofrecen tal vez lo único valioso que poseen, esa parte tan íntima de nuestra conciencia en la que entramos en conversación con nosotros mismos. Un lugar precioso al que nadie puede acceder. Capote, magistral descriptor de ambientes y personajes, deja en cambio que sea el lector quien ponga rostro a Revercomb. Esa especie de vampiro, con fuerte carga simbólica, va vaciando por dentro a quienes se acercan a su lujoso apartamento, consumiendo sus energías y dejándoles exhaustos y desarmados. Por más que la metáfora pueda resultar evidente (dada, sobre todo, la condición económica que ocupan comprador y vendedores), lo cierto es que el sueño es un fenómeno complejo que juega un papel importantísimo en nuestra salud física y psíquica. Si mantenemos la media de horas durmiendo (entre seis y ocho diarias para una persona adulta), pasaremos más de un cuarto de siglo dormidos, nada menos que un tercio de nuestras vidas. Un tiempo que no es, ni mucho menos, un desperdicio. Durante el sueño se realizan funciones inmunológicas, endocrinas, de aprendizaje y de memoria, se recuperan energías y se relajan posturalmente los músculos. Dormir ayuda a consolidar los nuevos recuerdos y a actualizar los antiguos; de alguna manera nuestro cerebro sabe qué es importante para nuestro equilibrio psíquico y qué es mejor desechar mediante el olvido. Enfermedades como la ansiedad o la depresión están en ocasiones relacionadas con malos hábitos en el sueño. Por eso es de vital importancia dormir lo suficiente y dormir bien.

En los últimos años, algunas aplicaciones y dispositivos tecnológicos han llegado para echarnos una mano en algo que debería ser tan natural como beber o comer y que, sin embargo, con los acelerados ritmos de la sociedad occidental se está convirtiendo en un problema que afecta cada vez a más gente. De hecho, según la Sociedad Española de Neurología, entre un 20 y un 48% de la población adulta en nuestro país sufre en algún momento de su vida dificultades para iniciar o mantener el sueño. Entre estos inventos pensados para ayudarnos a tener un buen sueño se encuentran un dispositivo que puede ser colocado en la frente, una esterilla y una almohada inteligente, todos ellos conectados a aplicaciones móviles. América Valenzuela los ha probado todos y, luego, ha analizado sus resultados junto a Celia García Malo, neuróloga especializada en sueño. Así aprenderemos a evitar que, como hacía Revercomb, algo (o alguien) nos quite el sueño…

Edición: Azahara Mígel | Ainara Nieves
Texto: José L. Álvarez Cedena