CINE, TECNOLOGíA

Cómo convertirse en un avatar de una superproducción de Hollywood

Cómo convertirse en un avatar de una superproducción de Hollywood

Por Natalia Sprenger | Maruxa Ruiz del Árbol | 17-10-2019

Natalia Sprenger

Natalia Sprenger

Reportera El Futuro es Apasionante

Hay que fijarse bien, pero detrás de algunos de los gestos de irónica crueldad que irradia Smaug, el dragón que aparece en la trilogía de “El Hobbit” dirigida por Peter Jackson, se adivina el talento de un gran actor, Benedict Cumberbatch. El británico, que fue candidato al Oscar por su trabajo en “Descifrando Enigma” por dar vida al matemático Alan Turing, no vio igualmente reconocido su trabajo interpretando a la mitológica criatura. No ha sido el único… porque Lupita Nyong’o (ella sí, ganadora del premio de la Academia) apenas tuvo repercusión por su papel en “Star Wars: el despertar de la Fuerza”, y Zoe Saldana vio cómo su trabajo en “Avatar” era eclipsado por el impresionante despliegue de efectos digitales de la película dirigida por James Camero. El motivo de esta falta de reconocimiento es que muchos no son capaces de apreciar el talento de sus interpretaciones porque todas ellas están disimuladas detrás de un sofisticado sistema de captura de movimientos. Lo que vemos en la pantalla son dragones, extraterrestres… o simios.

Porque el caso más llamativo de aquellos a los que el motion capture ha ocultado es el de Andy Serkis, que ha dado vida a personajes tan emblemáticos como Gollum, King Kong o Cesar (en El planeta de los simios) y, sin embargo, podría pasear tranquilamente por el centro de Madrid sin que mucha gente le acosara para hacerse un selfie. Muchos consideran a Serkis un auténtico maestro en este terreno de la interpretación y prestigiosos medios como The Guardian, The Independent o Wired se preguntan cuándo llegará el momento de que una actriz o un actor cuya interpretación haya sido capturada por un ordenador vea premiado su trabajo con un Oscar. Precisamente en Wired Serkis confesaba lo chocante que había sido su primera con la captura de movimientos en “El señor de los anillos”: “Mi primera escena fue a 5.000 pies de altura sobre un volcán real. Estaba allí vestido con leotardos delante de un equipo de 250 neozelandeses preguntándome qué demonios estaba haciendo. Había entrenado mucho, pero no había nada que pudiera prepararme para eso”.

Quien sí parece preparada para enfrentarse a cualquier reto es Natalia Sprenger que jamás rehúsa un desafío. Por eso la hemos enviado a probar los sofisticados sistemas de captura de movimiento del estudio Target3D de Londres, uno de los mejores del mundo.

Edición: Maruxa Ruiz del Árbol | Cris López
Texto: José L. Álvarez Cedena