MúSICA, TECNOLOGíA

Comparativa: ¿es posible una grabación profesional en un estudio casero?

Comparativa: ¿es posible una grabación profesional en un estudio casero?

Por Natalia Sprenger | Maruxa Ruiz del Árbol | 12-01-2020

Natalia Sprenger

Natalia Sprenger

Reportera El Futuro es Apasionante

La polilla de la cera, además de una de las pesadillas recurrentes de los apicultores (que temen que estos insectos infecten sus colmenas echando a perder la producción de miel), es también el animal con el oído más fino que existe en nuestro planeta. Esta especie es capaz de escuchar ultrasonidos de aproximadamente 300 kHz de frecuencia, todo un prodigio cuya función no es un capricho. Y es que los principales depredadores de estas polillas son otros aventajados del pabellón auditivo: los murciélagos. La agudeza auditiva se habría desarrollado en estos insectos como herramienta de supervivencia, ya que les permite captar los sonidos que emiten sus depredadores para orientarse y así huir a tiempo. Nuestro oído no está, ni mucho menos, tan desarrollado, ya que solo podemos captar entre 20Hz y 20kHz, muy por debajo de las polillas de la cera, pero también de los perros y los gatos o de los delfines, por ejemplo. Y aun así, con esa capacidad tan limitada dentro del reino animal, somos capaces de apreciar la delicadeza de una pieza musical interpretada por un buen instrumentista, u odiar a nuestro vecino adolescente cuando ataca (por séptima vez) el Para Elisa de Beethoven en sus clases de piano. Pero… ¿cuánto depende de la calidad de la grabación y de la reproducción el que nos guste más o menos una canción? ¿Podemos distinguir entre un tema grabado en un estudio de sonido profesional con las últimas tecnologías y otro en el que se hayan utilizado aparatos más modestos? ¿Es igual escuchar la música en unos auriculares pequeños que en unos altavoces de alta fidelidad? Natalia Sprenger se ha propuesto saberlo y, para ello, se ha buscado unos compinches estupendos.

El grupo Última Experiencia (ultimaexperiencia.net) se presta a un interesante experimento: grabar una misma canción en dos estudios diferentes. El primero de ellos Metropol, un lugar por el que han pasado algunos de los músicos más importantes de nuestro país como La Mala o C. Tangana, y donde el valor de los recursos disponibles supera los 200.000 euros. Y el segundo un estudio casero en el que con 3.000 se pueden conseguir resultados muy interesantes. Para diferenciar ambas versiones del tema Héroes del trío madrileño (inédito hasta esta grabación), Natalia se ha buscado una importante ayuda, la del también músico Juan Zelada.

(*) Última experiencia estarán en directo el próximo 16 de enero en Madrid y el 17 en Pontevedra.

Entrevista y edición:  Natalia Sprenger | Maruxa Ruiz del Árbol | David Giraldo
Texto: José L. Álvarez Cedena