SOFTWARE, TECNOLOGíA

Garry Kasparov explica cómo funcionan las fake news

Garry Kasparov explica cómo funcionan las fake news

Por Ben Gordon | Azahara Mígel | 15-01-2019

Garry Kasparov

Garry Kasparov

Campeón del mundo de ajedrez (1985-2000)

Durante mucho tiempo, Garry Kasparov fue lo más parecido a una rockstar que haya tenido jamás el mundo del ajedrez. El jugador azerbayano, apodado el ogro de Bakú (su ciudad natal) por su juego agresivo y valiente, fue campeón del mundo más joven de la historia y dominó los tableros durante 15 años consecutivos entre 1985 y 2000. Alrededor de Kasparov, como alrededor de cualquier genio en una disciplina, se han construido multitud de leyendas: desde el pequeño terremoto que dicen se registró el día de su nacimiento en Azerbayán, a su desconcertante precocidad (cuentan que aprendió a mover las piezas él solo a los seis años observando jugar a sus padres), pasando por los durísimos duelos con su gran rival, el ruso Anatoli Karpov.

Desde muy joven Kasparov fue consciente de que podía utilizar sus habilidades deportivas para construir un personaje popular y supo cautivar a los medios. En una época tan complicada como la Guerra Fría, el campeón de ajedrez -por entonces soviético- concedió una entrevista a la revista americana Playboy. Era el año 1989 y Kasparov no tuvo problema en hablar de política internacional para criticar a la URSS y terminó reconociendo que el ajedrez, para él, era un instrumento que le permitía luchar por la igualdad y los derechos humanos. Sus declaraciones, claro, no sentaron demasiado bien a los mandatarios del país. Pero lo cierto es que si hay algo que ha distinguido a Kasparov, además de su inteligencia (tiene un coeficiente intelectual de 190, de los más altos jamás medidos), es su rebeldía. En su día se enfrentó a la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) por considerarla corrupta, dio la cara ante las autoridades soviéticas, y no ha permanecido callado frente a los desmanes autoritarios del actual presidente ruso. Incluso llegó a montar un partido político para enfrentarse a Vladimir Putin aunque finalmente no concurrió a las elecciones.

Tras su retirada de la competición en 2005, Garry Kasparov no solo ses ha dedicado a escribir libros sobre su disciplina, sino que se ha convertido en defensor y activista en favor de los derechos humanos. Actualmente ejerce también como embajador de la empresa de ciberseguridad Avast, y una de sus mayores preocupaciones es la privacidad de los datos de los usuarios de Internet. “Espero que algún día podamos tener nuevos mecanismos de encriptación que permitirán a los usuarios individuales prevenir cualquier manipulación de sus datos. Este es un futuro ideal, pero no va a suceder mañana. Así que mientras tanto debemos ser mucho más conscientes acerca de cómo compartimos nuestros datos”, asegura Kasparov.

Otra de las grandes batallas de nuestro tiempo, insiste el ajedrecista, es la lucha contra las famosas fake news y su influencia en la opinión pública. Y cree que la mayor herramienta que tenemos a nuestro alcance para construir sociedades críticas y bien informadas es la educación de los más pequeños. “Estamos haciendo justamente lo contrario de lo que deberíamos, asegura, porque seguimos enseñándoles el qué, cuando tendríamos que enseñarles el cómo”.

Edición:  Ben Gordon | Azahara Mígel | Ander Manero
Texto: José L. Álvarez Cedena