COMUNICACIóN, MúSICA, TECNOLOGíA

La familia Narváez, 10 años arrasando en Youtube con sus canciones

La familia Narváez, 10 años arrasando en Youtube con sus canciones

Por Azahara Mígel | 09-10-2019

Es difícil reconocer ahora en una estrella internacional como Justin Bieber al muchacho talentoso que aprendió a tocar de forma autodidacta varios instrumentos. Detrás de los tatuajes, los escándalos, los desplantes a la prensa y las fans enloquecidas es casi imposible recordar al niño tímido descubierto por un ejecutivo discográfico gracias al vídeo que la madre de Justin subió a YouTube. Y, sin embargo, su historia no es única. Ni tan siquiera una rareza. Porque ya hay un buen puñado de historias similares. Ed Sheeran, uno de los intérpretes que más dinero ha generado en los últimos años también tocó el éxito gracias a un vídeo subido a su canal. En España, tal vez el caso más conocido es el de Pablo Alborán, aunque también se hizo viral la idea de Xuso Jones pidiendo comida en una conocida cadena mientras cantaba (ocurrencia que le llevó a grabar un spot y comenzar una carrera discográfica). La música urbana en cualquiera de sus estilos sería inimaginable sin YouTube, espacio en el que todos los artistas -desde estrellas indiscutibles a principiantes recién llegados- comparten sus creaciones. No es una exageración afirmar que YouTube ha cambiado no solo la forma de distribuir la música, sino también de producirla y consumirla.

Jorge Narváez descubrió pronto que lo de tocar la guitarra y cantar podía ser algo más que una simple afición gracias a las posibilidades que le brindaba YouTube. Fue gracias a los vídeos que comenzó a subir, al principio como divertimento, con su hija Alexa. Pronto, aquellas grabaciones caseras conquistaron, por su sinceridad y emotiva sencillez, el corazón de cientos de miles de personas. Hoy su canal supera los 220 millones de reproducciones y cuentan con cerca de 900.000 seguidores en todas sus redes sociales, cifras que han conquistado a lo largo de ocho años en los que su canal no ha hecho más que crecer. Jorge Narváez reconoce las reticencias que despierta Internet entre muchos padres, pero asegura que en su caso la tecnología solo les ha traído cosas buenas, y que así puede ser para todos siempre que prevalezca la educación y el cuidado por los más pequeños. “La razón por la que me gusta cantar con Alexa es por la armonía que hay entre nosotros. No se trata de ser los mejores. Se trata simplemente de disfrutar del momento y ser felices”, asegura Jorge Narváez… y de paso de hacer felices a unos cuantos cientos de miles de personas más.

Con la serie “Familias conectadas” queremos saber qué pasa cuando la tecnología se integra en el hogar. Investigar cómo afecta al ritmo de estudios, al ocio, al trabajo, a la cultura… Pero sobre todo cómo modifica las relaciones humanas y qué hacer para que conseguir una interacción natural entre todos los miembros de la familia y las máquinas.

Entrevista y edición: Azahara Mígel | Ainara Nieves
Texto: José L. Álvarez Cedena

Temas: Música, Youtube