HOGAR

Muebles que se conectan, levitan y desaparecen: Así mezcla Jessica Banks diseño e ingeniería

Muebles que se conectan, levitan y desaparecen: Así mezcla Jessica Banks diseño e ingeniería

Por Zuberoa Marcos | 24-08-2015

Jessica Banks

Jessica Banks

Fundadora y CEO de Rock Paper Robot

Diseñar muebles no parece, a primera vista, un reto científico de gran calado. Plantearse cómo van a interactuar nuestros objetos entre sí -y cómo lo harán con nosotros mismos- sí parece un buen tema si eres ingeniero por el MIT y participas en un grupo de investigación sobre robots humanoides que mezcla inquietudes sobre inteligencia artificial e ingeniería medioambiental. Esa debió ser una buena motivación para Jessica Banks cuando fundó la compañía Rock Paper Robots.

Ahora, el pequeño estudio de Brooklyn donde instaló la compañía ya ha visto nacer las primeras piezas de estos muebles inteligentes. La joya de la corona es “Float Table”, una mesa con reminiscencias del cubo de Rubik compuesta por una serie de piezas que levitan a los ojos del usuario y que adaptan su forma dependiendo del peso que deban soportar. A su lado, sillas que se despliegan con un leve movimiento de muñeca o mesas como “Ollie Table” que, camufladas en la pared, aparecen y se convierten en un coqueto escritorio de trabajo o en una gran mesa de comedor para ocho personas.

Y junto a los diseños adaptables vislumbramos las interacciones tecnológicas. Banks lo tiene claro cuando afirma que “ya vivimos conectados a varios dispositivos que nos miden decenas de parámetros y con ello nos hacen la vida mejor. La relación que tenemos con nuestros muebles es igual de tangible, porque cuando estamos sentados en una silla o usamos una mesa la estamos tocando permanentemente”. Así, nuestra silla analizará esos parámetros fisiológicos e históricos para decidir cambiar de forma y adoptar una que nos convenga más, o nos invitará a levantarnos porque considera que llevamos demasiado tiempo en actitud sedentaria. Nuestra mesa, a su vez, será capaz de conectarnos con otros dispositivos del hogar, recibirá directamente información de utilidad o incluso nos servirán para comunicarnos con otras personas.

La evolución técnica de nuestros muebles y de los dispositivos que nos rodean en el hogar los convertirá en más inteligentes y, por tanto, mucho más útiles para las personas. Un escalón más en nuestra evolución tecnológica.