TECNOLOGíA

Así es la televisión inmersiva: vive desde dentro un videoclip, un partido de futbol o tu programa favorito

Así es la televisión inmersiva: vive desde dentro un videoclip, un partido de futbol o tu programa favorito

Por Iván F. Lobo | 28-10-2015

Myles M. McGovern

Myles M. McGovern

Presidente y CEO de Inmersive Ventures

En un tiempo en el que se aventura que la televisión convencional, o al menos su forma de consumo, pierde relevancia día a día frente a la pujanza de YouTube (afirmación que parece no haber llegado a los oídos de las millonarias audiencias de Gran Hermano), el que ha sido el medio de comunicación más relevante del siglo pasado necesita reinventarse con urgencia. La respuesta a esta crisis puede ser la TV inmersiva, una nueva forma de ver la televisión que conjuga la realidad virtual, la realidad aumentada, distintas pantallas e incluso olores y movimiento. Toda una experiencia multisensorial que afecta a la cadena del audiovisual desde la producción a la emisión y la recepción.

Myles McGovern sabe bien de qué habla cuando se refiere a la televisión inmersiva como el futuro, puesto que se encuentra entre sus pioneros. McGovern es presidente y CEO de Inmersive Ventures, compañía que lanzó en 2004 el primer sistema de vídeo en 360º de alta definición y responsable también de esa maravilla digital llamada Google Street View (tan útil como generadora de leyendas urbanas, chistes y anécdotas variadas).

El futuro, en realidad, ya está aquí (aunque sea a tamaño reducido para lo que nos espera). Desde Inmersive Ventures realizan retransmisiones deportivas (NBA, NFL y fútbol), shows televisivos clásicos como el late night de Conan O’Brien o videoclips premiados con un Emmy para la gran estrella de la música pop Taylor Swift. En todas estas experiencias el común denominador es que el espectador se siente realmente implicado en lo que está viendo, ya sea a través de periféricos 3D como las Google Cardboard -lo que algunos llaman realidad virtual de bajo coste- o utilizando una segunda pantalla (tablet o smartphone) para interactuar con la televisión y moverse por el escenario con total libertad, sin estar limitado por un punto de vista único. Las aplicaciones de esta tecnología en el entretenimiento y la publicidad son evidentes, pero McGovern se entusiasma al describir sus posibilidades educativas o como herramienta para ayudar a curar el estrés postraumático. Campos mucho más apasionantes que Gran Hermano (aunque, que nadie lo dude, también lo veremos pronto en 360º).