MUNDO, PREOCUPACIONES GLOBALES, TECNOLOGíA

Nuevas tecnologías para ayudar a la infancia más necesitada

Nuevas tecnologías para ayudar a la infancia más necesitada

Por Zuberoa Marcos | 07-08-2016

Christopher Fabian

Christopher Fabian

Codirector de UINICEF Innovación

El 8 de mayo de 2002, en una sesión especial dedicada a la infancia celebrada en la sede de Naciones Unidas de Nueva York, la pequeña Gabriela Azurduy de 13 años, leyó ante el pleno de representantes de todos los países del mundo una declaración en la que afirmaba: “Somos las víctimas de la discriminación política, económica, cultural, religiosa y del medio ambiente. Somos los niños y niñas cuyas voces no se oyen: es hora de que nos tomen en cuenta”. En su discurso inaugural de aquella jornada, Kofi Anan, entonces secretario general de la ONU, había dicho “Nosotros, los adultos, os hemos defraudado de una manera deplorable”. Desde entonces, se han hecho muchas cosas, pero deben cambiar muchas más para que la situación de la infancia en el mundo sea mínimamente aceptable.

El organismo que más trabaja para proteger los derechos de las niñas y los niños del mundo es UNICEF. Desde su fundación en 1946, este fondo de Naciones Unidas, ha utilizado todos los medios a su alcance para lograr sus objetivos. Y en este siglo XXI híperconectado y globalizado, las nuevas tecnologías tienen que jugar un papel preponderante en su labor. Así lo confirma Christopher Fabian, codirector de UNICEF Innovación: “los problemas a los que nos enfrentamos como humanidad no son lineales. No son una línea recta. Están en aumento absoluto. Lo único que contemplamos para enfrentarnos a esos problemas son soluciones que utilizan la tecnología”.

La unidad de innovación de UNICEF funciona como incubadora y aceleradora de proyectos enfocados a solucionar algunos de los problemas a los que deben enfrentarse los niños en numerosos países del mundo. En especial aquellos que atañen a la salud y a la educación. Muchas de estas soluciones están enfocadas a la utilización de los teléfonos móviles como herramientas de comunicación y recogida de datos. En iniciativas como U-Report, por ejemplo, son los propios niños (más de dos millones) quienes colaboran, recopilando y enviando datos acerca de distintos temas. También a través de SMS en países como Uganda, los médicos y enfermeras pueden registrar los nuevos nacimientos.

La labor de UNICEF Innovación es continuar investigando en todas las tecnologías emergentes y ver cómo se pueden aprovechar para ayudar a las niñas y niños más desfavorecidos (ya sea modificando los sistemas de distribución gracias a impresoras 3D o llevando medicamentos a lugares de difícil acceso gracias a drones). Fabian considera que una de las cuestiones que deben resolver con urgencia es el acceso universal a Internet “del mismo modo que hacemos con la nutrición, donde decimos que hay un número de calorías que una persona debe ingerir para estar sano y satisfacer sus necesidades, creo que la gente necesita acceso a un número de Mb y a un tipo de Mb para poder ser realmente iguales en este mundo que cambia tan rápido”.

Edición: Maruxa Ruiz del Árbol / David Giraldo
Texto: José L. Álvarez Cedena