GAMING

Ocelote, jugador profesional de videojuegos, te explica cómo ganar un millón de euros en los eSports

Ocelote, jugador profesional de videojuegos, te explica cómo ganar un millón de euros en los eSports

Por Fernando Piquer | 06-07-2015

Carlos Rodríguez «Ocelote»

Carlos Rodríguez «Ocelote»

Jugador profesional de League of Legends. Fundador y director de Gamers2, club de videojuegos de alta competición.

Nacido en Madrid en 1990, Carlos Rodríguez paso de ser un niño que jugaba “demasiadas horas” a videojuegos en su habitación, a convertirse en «Ocelote», un profesional con ingresos cercanos al millón de euros anuales y a llenar pabellones por todo el mundo. El “gamer” más mediático de nuestro país nos ayuda a entender el fenómeno de los deportes electrónicos, que congregan a millones de usuarios de todo el mundo, conectados en red con sus ordenadores y consolas. “Muchas personas no conocen los eSports, pero su crecimiento es exponencial y en cinco años estarán compitiendo con el fútbol”.

Las cifras dan la razón a «Ocelote». Las audiencias definen el crecimiento de cualquier deporte profesional: alrededor de 290 millones de personas vieron o jugaron a los eSports en 2014. Twitch.tv, la plataforma de retransmisión por streaming donde los aficionados siguen las partidas en directo, tiene 100 millones de usuarios únicos al mes, y picos de audiencia simultánea de un  millón de espectadores.

Las finales mundiales de League of Legends 2014 -uno de los juegos estrella de los eSports-, fueron seguidas por 66.000 aficionados en el Sangam Stadium de Seúl, y por 27 millones de espectadores por streaming en directo. La comparación ayuda a entender su dimensión: la final de la NBA 2014 fue seguida por 15,5 millones de personas por televisión. En 2015, “solo” 23 millones de personas vieron el último partido de la serie final de la NBA entre Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers, entre Lebron James y Stephen Curry.

En 2015, tras una exitosa carrera como jugador profesional, «Ocelote» ha dejado de competir en los grandes torneos para dirigir su propio equipo: Gamers2. “Esta industria crece a gran velocidad. Los niños son nativos digitales, los precios de la tecnología y de las conexiones bajan y llegan a más gente, las grandes marcas han desembarcado y con ellas el dinero. Los eSports no tienen techo”.