TECNOLOGíA

Probamos con Felipe Massa un bólido de Fórmula E

Probamos con Felipe Massa un bólido de Fórmula E

Por Alicia Sornosa | Azahara Mígel | 03-11-2019

Alicia Sornosa

Alicia Sornosa

Reportera El Futuro es Apasionante

La Fórmula E (la competición de monoplazas eléctricos organizada por la Federación Internacional de Automovilismo) es menos contaminante que la Fórmula 1, pero también más divertida y competitiva. La primera afirmación es obvia ya que hablamos de monoplazas que no funcionan con motores de gasolina; la segunda puede parecer una boutade, a no ser que quien la haga sea alguien como Felipe Massa. El brasileño, que a sus 38 años sigue siendo un apasionado de la velocidad, compite actualmente en Fórmula E, tras haber sido uno de los pilotos más destacados de la parrilla de la Fórmula 1 durante la primera década de este siglo, cuando a bordo de un Ferrari a punto estuvo de coronarse campeón del mundo. Massa, que fue compañero de equipo de Kimmi Raikkönën o Fernando Alonso, compitió y puso las cosas muy difíciles a los mejores durante varias temporadas. Así es que, si la afirmación viene de alguien acostumbrado a jugarse la vida a más de 200 kilómetros por hora conduciendo un coche, habrá que tenerla en cuenta. Massa argumenta su afirmación con un dato elocuente: “muchos pilotos pueden ganar en Fórmula E, mientras que solo unos pocos pueden hacerlo en Fórmula 1”.

Las primeras diferencias que se aprecian, sin embargo, cuando alguien asiste a una carrera de estos bólidos eléctricos frente a sus parientes más cercanos, vienen por el olfato y por el oído. Porque, obviamente, en una competición de coches eléctricos ni huele a gasolina quemada ni los motores rugen. Lo que se escucha, más bien, es un gran zumbido. Alicia Sornosa, nuestra especialista en motor, se ha atrevido a sentarse en la cabina de uno de estos monoplazas para comprobar en primera persona su potencia. Y no es poca, porque los coches que compiten en la Fórmula E pueden llegar a alcanzar los 280 kilómetros por hora, una velocidad que, tal y como asegura Massa, garantiza el espectáculo en las 14 carreras que actualmente configuran el campeonato del mundo.

Tal y como ocurre con la Fórmula 1, entre las escuderías que componen la parrilla (12 equipos en total) se encuentran algunos de los principales fabricantes de automóviles como BMW, Nissan, Audi o Mercedes. El motivo es que muchas de las tecnologías que se prueban en competición serán posteriormente implementadas en los vehículos que circularán por nuestras calles y carreteras. Así pues, la buena noticia para los amantes de los deportes de velocidad es que, a pesar de la inevitable transición hacia lo eléctrico, la competición y el espectáculo están asegurados por muchos años.

Entrevista y edición:  Alicia Sornosa | Azahara Mígel | Cris del Moral
Texto: José L. Álvarez Cedena