ENTRETENIMIENTO

“The Big Bang Theory”: una panda de geeks enganchados a Internet dentro y fuera de la serie

“The Big Bang Theory”: una panda de geeks enganchados a Internet dentro y fuera de la serie

Por Zuberoa Marcos | 26-08-2015

David Saltzberg

David Saltzberg

Asesor científico de la serie "The Big Bang Theory"

Que un doctor en Física y profesor de Astronomía en la universidad de UCLA, California, se preocupe de cuestiones teóricas de complejidad extrema como la Teoría de Cuerdas o la posibilidad de demostrar la existencia de la materia oscura es algo normal. Que lo haga para que las conversaciones entre Sheldon Cooper y Leonard Hofstadter suenen más realistas, sólo es comprensible si se trata de un friki redomado o, como en el caso de David Saltzberg, porque le paguen por ello. Saltzberg, que durante dos años trabajó en el CERN, el mayor laboratorio de investigación en física de partículas del mundo, ahora compagina su trabajo como profesor universitario en Los Ángeles con su labor como asesor científico en The Big Bang Theory.

A lo largo de ocho temporadas la serie de la CBS ha conseguido convertir a una pandilla de ‘nerds’ en chicos populares y uno de los responsables del éxito de The Big Bang Theory es, sin duda, Saltzberg. Aunque él dé relativa importancia a su trabajo afirmando que se limita a llenar de complejas fórmulas las pizarras que aparecen constantemente en la pantalla y a escribir “cosas de ciencia” en los huecos que los guionistas dejan en los textos para que los rellene, lo cierto es que este profesor universitario ha conquistado el corazón de los fans hasta el punto de ser invitado a dar conferencias en distintos eventos.

Además, Saltzberg afirma que los propios personajes se documentan en páginas de internet para que sus comentarios sobre ciencia resulten lo más convincentes posible. Se ve que Sheldon, Leonard, Rajesh y Howard tienen tanta necesidad de la Red dentro de la serie como en sus vidas reales.

Saltzberg es, como los personajes de la serie, un auténtico apasionado de la ciencia, por eso confía en que las andanzas de Sheldon y compañía ayuden a despertar vocaciones. Y, por si la ficción televisiva no es suficiente, él mismo estuvo durante muchos años escribiendo un curioso blog (The Big Blog Theory) en el que explicaba, de forma sencilla, todas las cuestiones que aparecían en la pantalla. Lo dicho, un friki.